La semana pasada el portal Simple Flying reportó que British Airways podría convertirse en una entidad española en el caso de un Brexit sin concesiones. Ahora se puede revelar que Chris Grayling, secretario de transporte del Reino Unido, ha firmado un convenio con su contraparte estadounidense. El trato significa que los vuelos entre Gran Bretaña y Estados Unidos no se verán afectados por el Brexit. Este anuncio marca un enorme avance en la industria de la aeronáutica posterior a la salida del Reino Unido de la Unión Europea, que hoy en día está llena de incertidumbre. Hoy hay Acuerdos Bilaterales post Brexit firmados con un total de nueve países.

Reino Unido abierto a los negocios

El Gobierno del Reino Unidos ha firmado hasta ahora acuerdos bilaterales de vuelos con nueve países. La lista completa es la siguiente:

-Albania

-Georgia

-Islandia

-Israel

-Kosovo

-Montenegro

-Marruecos

-Suiza

-Estados Unidos

Mantener la disponibilidad de rutas a Estados Unidos es importantísimo para la industria británica. Actualmente, Gran Bretaña y Estados Unidos tienen una relación comercial de 64 mil millones de dólares. El transporte aéreo es un componente importante de esta relación. Por eso Chris Grayling no esperó para elogiar el acuerdo:

El Reino Unido y Estados Unidos tienen una relación especial que ha ayudado a moldear el mundo moderno, y no hay mejor ejemplo de esto que la aviación. Nuestros vuelos transatlánticos ayudaron a acercar aún más nuestros países, afianzando nuestros lazos e impulsando nuestras economías. Este nuevo acuerdo y los firmados con otros ocho países alrededor del mundo son la prueba de que el Reino Unido seguirá siendo protagonista del escenario mundial después de que abandonemos la Unión Europea.

Acceso completo a la aviación internacional

Aunque celebre el acuerdo, el CEO de International Airlines Group (IAG), Willie Walsh, dijo que aún se necesita hacer más: “Es crítico que Gran Bretaña mantenga un acceso completo a los mercados de la aviación internacional para seguir desarrollando sus lazos comerciales globales. Este acuerdo es un desarrollo positivo significativo al que le damos la bienvenida. El acuerdo, que sigue el modelo del Acuerdo de Cielos Abiertos de Estados Unidos, facilita una fuerte competencia y es claramente pro-consumidor. Estados Unidos es un destino de importancia para los negocios y turistas británicos mientras que el Reino Unido recibe muchos visitantes estadounidenses en sus costas.”

Con 119 días para el Brexit, posiblemente nunca estuvo tan poco claro cuál será el resultado. Mientras tanto la Primer Ministro Theresa May está intentando hacer aprobar su acuerdo negociado del Brexit en el parlamento. Esto no es muy popular hasta ahora, y la Unión Europea ya dijo que no aceptará otro acuerdo. Si este convenio no es aprobado, las opciones que quedan son o cancelar el Brexit o salir violentamente de la UE sin ningún acuerdo. Si se llega a un arreglo, la aviación estará protegida durante el período de transición, por lo que por ahora el tratado angloamericano sólo sería relevante en el caso de una salida sin acuerdo, o al final de este período de transición.

 

Fuente:  Simple Flying

Foto: Simple Flying

Traducción: Francisco Prinz Lomer